hand-3319720_1920

Niños y seguridad en el hogar

abril 6, 2018|Publicado por: Consejos

Agrandar la familia siempre es una buena noticia y es que los niños llenan la casa de risas y felicidad. Sin embargo, debemos recordar que un niño supone un gran cambio en nuestra vida y en consecuencia en nuestro hogar. A partir del momento en el que se es padre o madre nuestras rutinas y nuestro día a día cambia completamente, por lo que deberemos adaptar nuestra vida a las necesidades del pequeño. Esto no solo supone un cambio en nuestras costumbres, sino también en nuestra casa y su estructura.

Por un lado, deberemos preparar la habitación del bebé con todo el mobiliario, la pintura y los juguetes que utilizará en sus primeros años de vida. Pero, no podemos olvidar la seguridad, la seguridad de nuestro hogar. Los pequeños tiene una forma muy peculiar de explorar el mundo que los rodea y no siempre es la más segura, es importante que pongamos barreras con aquellas cosas que pueden suponer un riesgo para ellos. No te preocupes, en FR24 te damos una lista para echarte una mano con este asunto.

Puertas

Uno de los asuntos a tener en cuenta a la hora de cuidar la seguridad de los peques van a ser las puertas y es que estas los separan del exterior o de alguna estancia a la que no queremos que entren. Existen cerraduras y cerrojos que están especialmente pensadas para que no sean abiertas por un niño. Deberemos contar con ellas a la hora de preparar nuestro hogar.

Ventanas

Ver el exterior desde una ventana es algo que llama la atención de los más pequeños, lo que puede suponer un grave problema si no tomamos las medidas de seguridad necesarias. Por ello, instalar seguros antiniños en las ventanas nos va a ayudar a mantenerlas cerradas sin dar facilidades a los más pequeños de que las puedan abrir. También será buena idea no poner muebles cerca de las ventanas para evitar que los niños se suban a ellos facilitándoles el acceso.

Muebles

Trepar por las estanterías o las cómodas es algo que hacen muchos más niños de los que pensamos. Para evitar el riesgo de que estos muebles caigan encima de ellos deberemos anclarlos en la pared.

Se trata de un proceso sencillo, de hecho, muchos de los muebles que compramos vienen diseñados para facilitar este tipo de protección de seguridad. Si necesitas ayuda con esta tarea siempre puedes hacer uso de nuestro servicio de manitas.

Enchufes

Meter los dedos en los enchufes es muy peligroso, pero es todo un clásico. Puesto que los enchufes están al alcance de los más pequeños, es importante que recurramos a seguros elaborados precisamente para ello.

Podemos encontrarlos estos dispositivos en diferentes establecimientos como ferreterías o grandes superficies. En su mayoría se basa en un aparato que “enchufamos” pero que utiliza energía eléctrica, simplemente tapa los orificios del enchufe para que el niño no pueda entrar en contacto con la corriente. Para sacarlo es necesario cierta fuerza y técnica, de modo que los peques no podrán hacerlo solos.

Cocina

En la cocina podemos encontrar todo tipo de objetos que supongan un peligro, desde cuchillos a sartenes o comida caliente. Por ello, será importante que los peques de la casa no entren en la cocina sin nuestra supervisión.

Además, será de utilidad que los cuchillos y elementos afilados o que puedan suponer un peligro para los niños estén colocados en los cajones más altos de modo que no puedan acceder a ellos.

Medicamentos y químicos

Existen productos como los medicamentos, que al tener cierto parecido con los caramelos, los niños pueden ingerir poniendo en grave peligro su salud, lo mismo ocurre con químicos como los productos de la limpieza. Será imprescindible que cuidemos de que esto pase. Para ello, deberemos guardarlos en lugares de difícil acceso para los niños.

Estos son algunos de los consejos que podemos seguir en lo referentes a niños y seguridad en el hogar.

Deja un comentario

*



*


_